La última de las habitaciones del edificio secundario. Es la única con dos camas de 105 cm, ya que las demás tienen camas de matrimonio. Su nombre está dedicado al charco más desconocido de los que se encuentran en el casco urbano.